LA WEB DE LOS PROFESORES que enseñan matemática
7 Sep

Cómo se investiga la enseñanza de la matemática Reportaje: Conexión entre la investigación y la enseñanza (y II) P. Z.

Existen diversas formas de investigar el fenómeno educacional. Algunos se decantan por la investigación teórica y otros, por los campos más aplicados. Y aunque las formas de trabajar y también los enfoques sean muy distintos, ambas son necesarias y complementarias. Ciertamente comparten un mismo objetivo final: mejorar la calidad de la educación.

En el caso específico de la investigación en educación matemática, esta área adquirió importancia en los años 60 y se centró principalmente en la elaboración de programas experimentales de enseñanza y en el estudio de las concepciones de los niños sobre la matemática. En los años 90 hubo un giro y la investigación sobre los profesores y sus prácticas docentes se volvió más relevante.

A principios del nuevo milenio cobró más fuerza la investigación sobre la formación inicial y continua de los profesores de matemática. Una muestra de este enfoque el reconocido estudio internacional TEDS-M, que compara cómo los profesores de matemática se preparan en 17 países distintos, incluido Chile. Por último, las tendencias contemporáneas de investigación matemática se han volcado a analizar lo que sucede al interior del aula, en las interacciones entre docentes y estudiantes.

El aula y las mejoras

La mejora de la enseñanza consiste en proponer una innovación de la enseñanza de la matemática, una práctica nueva o mejorada que puede aumentar el nivel de aprendizaje o la motivación de los estudiantes con la disciplina. Se relaciona con introducir una iniciativa de cambio respecto al sistema original y luego medir si aquellos cambios funcionaron, no funcionaron o produjeron nueva información para seguir ahondando.

La investigación aplicada, por ejemplo, funciona e incide directamente en la práctica docente: la planificación, las estrategias que se usan, la elaboración y uso de recursos y la evaluación. Es así como existen diferentes programas y proyectos enfocados en la práctica docente: cómo se enseña la matemática y cómo su práctica afecta directamente al aprendizaje de los niños y los jóvenes.

“Nuestro grupo tiene la concepción de que lo que hagamos debe tener un impacto al final del día. No es un ejercicio de reflexión exclusivamente intelectual, a pesar de que ciertamente tiene mucho intelectual y eso lo vuelve desafiante. Pero en realidad estamos preocupados de tener un impacto directo en el aula, hacia los niños, hacia los profesores” explica Salomé Martínez, directora del Laboratorio de Educación del Centro de Modelamiento Matemático (CMM-E) de la Universidad de Chile.

La investigación que interviene directamente en el aula requiere la participación del profesor. Ya sea abriendo sus salas para que los equipos de investigadores puedan observar sus clases, o bien formando parte de esos equipos de investigación, el involucramiento de los docentes es clave.

Leonor Varas, investigadora del Centro de Investigación Avanzada en Educación (CIAE), del CMM-E y directora del Demre de la Universidad de Chile, describe cómo funcionan los equipos de investigación que lidera: “Entramos al aula, vemos cómo ocurren de verdad las cosas, sistematizamos y trabajamos con esa realidad para poder hacer intervenciones que produzcan algo. No se trata solamente de teoría y lo importante es que se puedan reproducir los cambios luego”.

Por su parte, Horacio Solar, profesor e investigador de la Pontificia Universidad Católica (PUC), que también trabaja con su equipo en la sala de clases, señala: “Hay poca investigación e información sobre cómo gestionar el aula, que tiene relación con la planificación de tareas”.

Se trata de lo que el docente hace en la práctica, agrega Solar: “El profesor orquesta (del inglés orchestration) lo que pasa, es el maestro de ceremonia, tiene que ver con cómo las tareas y actividades que ha planificado tienen cierto propósito y tiene muy claro cómo llegar a eso. La investigación ligada a eso se relaciona con la discusión en clase de matemática”. Es lo que se está haciendo en la última década o lustro y muchos profesores tienen muy claro que es la mejor manera de enfrentar el día a día.

Entendiendo el aprendizaje de la matemática en los niños

Otra cara de la moneda la presenta el investigador Pablo Dartnell, de los centros CMM-E y CIAE. Sus últimas investigaciones se adentran en los procesos de aprendizaje de los niños: “Independientemente de las intervenciones o técnicas pedagógicas, también se puede ver cómo aprenden los niños. Puedes analizar, por ejemplo, qué pasa en sus mentes cuando están resolviendo un tipo particular de fracciones”.

Luego el desafío más complejo de los investigadores es que “esos resultados los tienes que entender y traducir y, después, convertirlos en una intervención que genere algún cambio. Hay que tener muy claro lo que pasó e inventar cambios, todo eso guiado por las conclusiones”, explica Dartnell.

También se investiga crecientemente las emociones de los niños al aprender matemática. Juan Fernández, profesor de enseñanza básica de la Escuela Grenoble en Quinta Normal participó en el proyecto de investigación Resolución de problemas de final abierto en clases de matemática y cuenta sobre la dimensión emocional del aprendizaje: “Por ejemplo, había niños reticentes a la matemática o que no les gustaba, pero cuando les presentaban un problema de final abierto participaban y también tenían una respuesta. Y poder participar con su respuesta les producía satisfacción, una emoción que dejaba justamente la posibilidad de seguir avanzando con ellos.”

La difusión de la investigación en educación matemática, un desafío pendiente

La investigación sobre la educación matemática es un campo que ha crecido significativamente en Chile y el mundo. Sin embargo, muchos de esos esfuerzos y avances permanecen relativamente invisibles para los educadores del sistema educacional chileno.

Francisco Martínez, director ejecutivo de Acción Matemática,  señala al respecto: “La mayor parte de las investigaciones en educación matemática no llegan a los profesores y esto es un gran desafío pendiente para mejorar la educación matemática en Chile”. Faltan canales para conectar de forma más rápida y directa las comunidades de investigadores con las comunidades de educadores. Ambas partes se benefician mucho de un intercambio fluido. Si logramos mejorar ese canal, construir una relación fuerte entre ambos mundos, sin duda lograremos progresar más rápido en la mejora del sistema educacional. En parte, el lanzamiento del AcciónMatemática.cl busca contribuir al desarrollo de este puente.