LA WEB DE LOS PROFESORES que enseñan matemática
11 Sep

Docentes de Recoleta comparten experiencias sobre la ansiedad matemática Romina Díaz

Hay personas que tienen una mente matemática y otras que no o los hombres son mejores para la matemática que las mujeres, son algunas de las creencias que generan un efecto negativo en la enseñanza y aprendizaje de la matemática y que el Laboratorio de Educación Centro de Modelamiento Matemático (CMM-E) de la Universidad de Chile abarca como temática en el seminario Abordando la ansiedad matemática, actividad que, esta vez, se llevó a cabo en el Complejo Educacional Juanita Fernández Solar con docentes de diversos establecimientos de la comuna de Recoleta.

La instancia, contó con las presencia de Marcelo Henríquez, jefe de gabinete del Ministerio de Educación, que señaló:  “Es una experiencia invaluable, ya que es un momento de interacción entre aquellos que desean aprender más para hacer mejor educación y con gente que está muy preocupada por ir mejorando su aproximación y su manera de enfrentar la enseñanza y el aprendizaje de la matemática”.

Sobre la ansiedad matemática, Henríquez reflexiona: “Es algo que uno ha vivido, pero se trata de un aspecto relativamente nuevo en la manera de enfrentarlo. Para las personas que están participando, el seminario les hará encontrar herramientas para enfrentar esta situación en la sala de clases”. Por su parte, Velia Romero, jefa técnica de la Escuela Escritores de Chile, manifestó: “Acá se habló de estrategias para la vida y eso nos sirvió bastante; a través de lo emocional se comprenden contenidos lógicos”.

A lo largo del seminario, los docentes pudieron conocer diferentes aspectos de la ansiedad matemática y capacitarse sobre este fenómeno presente en las aulas. Entre las actividades, los participantes expresaron que enseñar matemática es un desafío y una responsabilidad, lo que indica el compromiso de los profesores de Recoleta con los estudiantes. Importante fue la oportunidad de intercambiar experiencias, tal como lo indica Fabián Mendez, profesor de séptimo básico de la Escuela Escritora Marcela Paz: “Nos sirve para compartir ideas, metodologías, formas de enseñanzas y para conocernos entre todos los colegas de la comuna. Me parece bien como una forma de replantearnos cómo hacemos nuestra labor pedagógica en la sala de clases”.

Además de comprender que las creencias familiares incrementan la ansiedad matemática y en cómo los estudiantes se relacionan con la materia, los profesores valoraron la importancia de averiguar lo que le pasa al estudiante para prevenir situaciones de ansiedad. Por ello, destacaron que es importante vincular al niño, reforzar su autoestima y que se sienta capaz. Fundamental es validar sensaciones de los niños, conversando con ellos de forma frecuente, por ejemplo, para saber qué es lo que sienten. Karina Centeno, profesora de cuarto básico de la Escuela Rafael Valentín Valdivieso comenta una de sus estrategias: “Cuando les cuesta algo, trato de fortalecer esa dificultad que tienen para que puedan estar a la par de los demás, es decir, hago un trabajo personalizado con ellos”.

Para prevenir casos de ansiedad matemática, los profesores contaron que es ideal generar un vínculo con el estudiante, cambiar la metodología si es necesario, buscar diferentes estrategias para fomentar la motivación y realizar clases donde se trabaje y se valore el error.