LA WEB DE LOS PROFESORES que enseñan matemática
9 Dic

Paraguay desafía a sus estudiantes Privilengian la resolución de problemas no rutinarios

Los profesores de matemática y los alumnos de Paraguay aprenden la resolución de problemas a nivel nacional de la mano de la ONG Omapa (Organización multidisciplinaria de apoyo a profesores y alumnos). La entidad comenzó a organizar en 1989 las olimpiadas de matemática para captar a estudiantes talentosos, pero fue más allá y se involucró en la educación matemática para aportar calidad a la enseñanza en Paraguay.

Hace 15 años, la ONG dividió el programa con dos orientaciones diferentes. Por un lado, sigue preparando a los estudiantes talentosos para que participen en las olimpiadas internacionales de matemática. Por otro, se propusieron generar recursos para los docentes y transmitir la resolución de problemas a la mayor cantidad de profesores y estudiantes del país.

“Si no se llega a hacer resolución de problemas no rutinarios, desafiantes en el aula; no se hizo matemática. Se quedó en la puerta. Se quedó como un técnico de fútbol que solo se ocupa de la preparación física y jamás saca a los chicos a la cancha”, sostiene Gabriela Gómez, directora de Omapa, que se encuentra en Santiago junto a una delegación de la ONG realizando un diplomado en Educación Matemática en la Universidad de Chile.

Si bien nacieron en el ámbito de los colegios privados; hace unos diez años consiguieron que se financiara la participación de colegios públicos en los programas que imparten. “En 2013 tuvimos la mayor cantidad de fondos y de apoyo, llegamos al 60% de todos los estudiantes del país en secundaria, que es la olimpiada que tiene financiación,  es la que abarca a los chicos de séptimo grado hasta el último de la media”, explica la directora de Omapa.

Cada año publican dos colecciones de problemas que están adaptados a las aulas paraguayas y al lenguaje del país. Existe un cuidado por poner realidades que no sean exclusivas de una zona o de un entorno para que todos los niños lo puedan entender. “Es el recurso pedagógico más valioso que les damos a los docentes, según nuestro entender y según la opinión de ellos, cuenta Gómez.

Problemitas es el libro que recoge los problemas para niños de entre siete y once años; mientras que para los estudiantes de entre 11 y 18 años se edita Problemas. Además, publican un manual para el docente y una guía para el estudiante.

‘Decime qué sentís’

Juan Carlos Servián, formador de profesores de Omapa, es ingeniero electromecánico, pero le gustaba la docencia para incidir en la educación. “Me quise meter el aula misma para trabajar con los docentes”, cuenta. Ahora imparte los talleres de resolución de problemas de la ONG que son de asistencia voluntaria para los profesores y que se realizan durante ocho horas los días sábado.

Explica Servián que los profesores tienen que cambiar la forma habitual de trabajar. “Están en la situación del no sé, como la llamo, en la que deben ser capaces de desarrollar la respuesta “no sé” para cuando un alumno les pregunta si está bien o no un método”, expone sobre los talleres en los que los profesores además de enfrentarse a una nueva forma de hacer matemática, profundizan conocimientos, aclaran conceptos y creencias, porque “todo se pone en revisión” cuando resuelven problemas.

El formador detalla que una de las cosas que aprecian los profesores es el clima desafiante de la resolución de problemas y que “las formas del pensar del ser humano se abren hasta el infinito”. Además, trabajan el respeto por las opiniones diferentes y a manejar el error. “Aquí se percatan de que el error puede ser una herramienta valiosa si está bien utilizada”, puntualiza Servián.

Además, cuando trabaja con los olímpicos, como les llaman a los alumnos que llegan a las finales de la olimpiada,  se da cuenta de que lo afectivo también es importante, porque ahí comienzan a “enganchar”. Por eso les habla en su lenguaje juvenil y los invita a expresarse:  “Decime qué sentís”, les dice y agrega: “Así ellos se percatan de que tienen que sentir muchas cosas en la resolución de problemas”.